¿Por que un Chihuahua?

El chihuahua es un perro alegre y simpático, es inquisitivo por naturaleza, interesándose por todo lo que ocurre. Rápido en pensar e inteligente, le encantará la estimulación del entrenamiento y jugar.

Sin embargo, por regla general la gente suele creer que tienen mal genio, que son intolerantes e insociables con los demás perros. Normalmente este tipo de conducta se desarrolla (igual que puede ocurrir con cualquier otra raza) porque no se educa bien al perro y no le dan la oportunidad de socializarse bien con otros perros.
 
Muchas veces es tratado como un juguete o como un ser indefenso que se mantiene aislado del resto del mundo. Son generalmente sus amos (eso si, sin querer) que crean su comportamiento social.

Es alerta y muy bueno en avisar de la presencia de extraños. No le gusta que se le corten las uñas o limpien sus dientes.

Salud y Cuidados

Se recomienda bañarlo una vez al mes con un champú especialmente indicado para perros. Procura que al bañarlo, no le entre agua en los oídos, para evitar infecciones.

El periodo de celo tiene una duración de 3 a 10 días. La vulva está agrandada y existe gran atracción de los machos.

La gestación en la perra tiene una duración de 58 a 63 días. El mecanismo del parto se divide en dos fases: La primera fase corresponde a la apertura y relajación del cuello del útero para la salida de los cachorros. La segunda fase es la de expulsión de los cachorros. La hembra queda tumbada en posición sobre un lado, con la cara dirigida hacia su abdomen y comienzan las contracciones cada 2 ó 3 minutos, con mucho esfuerzo.

Usualmente la camada es de tres a cuatro cachorros, aunque hay registradas camadas de hasta once cachorros. Generalmente, cuando crían, las madres se encargan de darle todo lo que necesitan los recién nacidos, comportándose de esta forma hasta las cuatro semanas, aunque necesitan la vigilancia de un veterinario. A los diez días abren los ojos. A las cuatro semanas, se le empieza a dar comida.